Primer plato

5 de mayo, “la más mexicana de las fiestas estadounidenses”

Símbolo de la identidad mexicoamericana, la conmemoración de la batalla de Puebla es muy importante en Estados Unidos. En ella se consumen alrededor de 40 millones de aguacates

Marisa Núñez / El Paso, Texas

guaca2 mn

Fotografía: Marisa Núñez

Nachos, totopos con salsa, guacamole, fajitas, margaritas y mucha, mucha cerveza son algunos de los alimentos y bebidas que se consumen en grandes cantidades durante los festejos del 5 de mayo en Estados Unidos.  Se dice que es la fiesta estadounidense más mexicana que existe o al revés la más mexicana de las fiestas gringas.  Como quiera que sea casi nadie sabe lo que se conmemora, pero es un buen pretexto para salir a los bares y restaurantes a beber, escuchar música de mariachi y comer delicias mexicanas.

En México es un día de discursos presidenciales a los que pocos prestan atención, una representación de la batalla a la que acuden el Presidente, altos mandos del Ejército y algunos políticos, y un día de asueto para algunas personas que aprovechan para descansar o pasear sin que muchas sepan bien a bien porque no se trabaja ese día.

Guaca1 mn

Fotografía: Marisa Núñez

Muchos estadounidenses creen que ese día se celebra el día de la Independencia de México, sólo una fecha así ameritaría tanta importancia. En realidad, se conmemora la victoria de la famosa batalla de Puebla que ocurrió durante la guerra contra la intervención francesa a México. La guerra se perdió, el resultado fue la designación del emperador Maximiliano de Habsburgo a México por parte de Napoleón III, pero se ganó esta famosa batalla que es orgullo de muchos mexicanos que conocen la historia.

Hay muchas teorías y razones para que actualmente se celebre de una manera tan grande la batalla de Puebla en en Estados Unidos, al grado que hasta en la Casa Blanca se hace fiesta con invitados mexicanos y también se ofrece guacamole y margaritas. Aquí les comparto algunas de esas razones:

  1. El General Ignacio Zaragoza, quien estuvo al mando de la batalla, nació en Texas cerca de Corpus Christi antes de que esa parte del territorio se convirtiera propiedad de E.U.  O sea, era México-americano.
  2. Estados Unidos acababa de terminar la guerra civil y de pronunciar la famosa Doctrina Monroe que decía “América para los americanos”. Apoyar la guerra de México contra Francia era una forma de asegurar también su soberanía y la de la región. El presidente Abraham Lincoln fue el único que apoyó al gobierno de Benito Juárez en contra de los franceses.
  3. Los trabajadores mexicanos en territorio norteamericano, en especial del lado de California al escuchar sobre la victoria del pobre y limitado ejército mexicano en contra del uno de los ejércitos más poderosos del momento, el francés, celebraron con mucha fiesta, cuetes y comida la victoria y dicen que desde entonces se quedó instaurada la celebración en Estados Unidos.
  4. A partir de los años setentas los mexicanos inmigrantes, los mexicoamericanos y la comunidad chicana adoptaron el 5 de mayo como fecha clave para luchar por sus derechos y para reafirmarse en su cultura y raíces, pues la batalla de Puebla representa la lucha de los débiles contra los fuetes, del David contra el Goliat, representa el nacionalismo y el orgullo del mexicano aguerrido.
guaca3 mn

Fotografía: Marisa Núñez

Cada una de estas razones o todas juntas hacen que esta fecha sea importante en Estados Unidos. Hoy es una celebración que lleva mucha mercadotecnia de por medio (como casi todo) pero que es símbolo de lucha por la identidad de los mexicanos y mexicoamericanos residentes en este país. Se celebra el orgullo mexicano. En el ambiente electoral, este año las piñatas de Donald Trump fueron invitadas especiales.

Los restaurantes y bares aprovechan para ofrecer fiesta, los mariachis tienen mucho trabajo y las familias mexicanas participan de los desfiles que se llevan a cabo en cada ciudad. La comida mexicana es por supuesto la protagonista principal de esta fiesta.

Los totopos con salsa, las enchiladas, las fajitas y el guacamole son los principales platillos que se consumen por acá. El guacamole es un plato emblemático que no puede faltar en esta celebración. Según la Asociación de aguacateros de California, en Estados Unidos se consumen alrededor de 40 millones de aguacates durante las celebraciones del 5 de mayo, el mayor consumo después del día del súper tazón y seguido por el 4 de julio.

Cada quien tiene su propia versión de guacamole. Los ingredientes principales son obviamente el aguacate, limón y sal.  Algunos agregan jitomate, cebolla, cilantro y chile jalapeño o serrano picado, otros le ponen un chorrito de aceite de oliva, otros más agregan un poco de comino.

A mí me parece que entre más sencillo más rico, con limón, un poquito de cebolla y chile serrano bien picado y sal de grano es más que suficiente para disfrutar de un gran guacamole ya sea con totopos, en taquito, en tostada o simplemente acompañando una buena carne asada.

¡A festejar pues el orgullo mexicano!

También podría gustarle

No hay comentarios

Dejar una respuesta