Recetario

Agua fresca de xoconostle

Esta pequeña tuna de sabor agrio es muy versátil. Con ella se preparan salsas, caldos, dulces y esta refrescante bebida

Juan Carlos Núñez Bustillos

Xoconostle. Foto: Juan Carlos Núñez B.

El xoconostle es una pequeña tuna de sabor agrio que se utiliza mucho en la cocina de estados como Zacatecas, Guanajuato y San Luis Potosí. En Jalisco paulatinamente aumenta su consumo y ahora se puede conseguir en tianguis, mercados e incluso en algunos supermercados. Es muy versátil. Se agrega a salsas y caldos. Con ella también se preparan dulces, conservas y agua fresca.

Tere Bonilla es una cocinera tradicional de Zacatecas. Recientemente estuvo en Guadalajara para participar en el V Encuentro Regional de Cocina Tradicional y Popular. Entre los platos típicos de su región se encuentra el caldillo de temachaca.

Tere Bonila, cocinera tradicional. Foto: JCNB.

La temachaca es un árbol parecido al mezquite. Con sus brotes se prepara este platillo. Es comida de temporada pues lo que se utiliza para prepararlo son sus renuevos que surgen en el mes de abril.

Este ingrediente no se consigue fácilmente en Guadalajara. Para no quedarnos con las ganas de compartir una receta tradicional del estado de Zacatecas, doña Tere nos propone un agua fresca de xoconostle que además de ser refrescante “es muy nutritiva porque tiene propiedades similares a las del nopal”.

Doña Tere explica que, a diferencia de las tunas comunes, el xoconostle tiene un corazón que no se come. Hay que retirarlo. “Preparar el agua es facilísimo, como cualquier otra agua fresca. Se pela el xoconostle, se le quita el corazón. La pulpa se muele en agua y se endulza con azúcar o miel, al gusto. Eso es todo. Queda riquísima”.

También podría gustarle

No hay comentarios

Dejar una respuesta