El banquetazo

Chabelita, 68 años de sabor

Han pasado casi siete decenios desde que esta cenaduría abrió sus puertas para deleitarnos con las mejores antojos jaliscienses preparados como “Dios manda”

Juan Carlos Núñez Bustillos

chabe jcn

Foto: Juan Carlos Núñez B.

Una enorme y humeante olla de pozole recibe a los comensales junto a la pequeña puerta para dar la bienvenida con el seductor olor que invita al recién llegado a elegir este platillo emblemático. Pero unos pasos más adelante, por el pasillo que conduce a las mesas, están las diligentes muchachas preparando las tortas y tostadas. La visión es un deleite: patitas de puerco, pierna deshebrada, sabrosas panelas. Salsas, fruta en vinagre, lechuga, queso, crema… Comienza el dilema. ¿Qué elegir? Más adelante, hasta el fondo del lugar, está el comal de donde surgen flautas, sopes, enchiladas, tacos dorados y pollo. Todo se antoja y la decisión se complica, pero aunque la decisión sea difícil, el resultado será siempre el mismo: ¡riquísimo!

Isabel Ledezma Santos “Chabelita” fundo esta fonda hace ya 68 años. Ahora, está cargo de este merendero su hija Isabel, quien heredó de su madre no sólo el nombre y el apodo sino también su sazón y el gusto por preparar estos deliciosos platos de la comida tradicional de Jalisco, como “Dios Manda”.

Yo comencé a ir con mis padres hace ya muchos, muchos años, cuando era un niño y siempre ha sido un gozo. En todas las ocasiones el dilema es el mismo: ¿qué pedir? Pues todo es buenísimo.  Y a pesar de ser de buen diente nunca he pasado de dos platillos pues las porciones son siempre generosas y bien servidas. Hay quienes apenas pueden con una tostada.

chabe2 jcn

Foto: Juan Carlos Núñez B.

Una de las características que distinguen a “Chabelita” de otros lugares es la fruta en vinagre con que acompañan las tortas y las tostadas, las fritangas y el pollo. Zanahoria y papas cocidas, aliñadas con vinagre y orégano, son por sí mismas un banquete poco común en otros lugares.

No es el vinagre ríspido de las preparaciones comerciales, sino una preparación más delicada. Lo mismo ocurre con las patitas de cerdo siempre tiernas y en su punto.

El pollo frito en el mismo comal en los que se preparan las enchiladas, los sopes, las flautas y los tacos dorados toma de ellos ese especial sabor.

Las enchiladas cubiertas por la salsa al momento de freírse son suaves en consistencia e intensos en sabores, lo mismo de los sopes que pueden ser de rajas, requesón, frijol, papa o carne. Con estos mismos ingredientes se rellenan las crujientes flautas, otra de las especialidades de la casa, y los tacos dorados.

chabe3 jcn

Foto: Juan Carlos Núñez B.

Las tostadas y las tortas son frescas. Una montaña de sabores, pues además de las abundantes porciones de panela, patitas o pierna, llevan lechuga, salsa, rábanos y esa especial porción de fruta en vinagre.

Por esta tradición cultivada durante 68 años, “Chabelita” es una de las cenadurías más entrañables de Guadalajara. Cuando vaya fíjese bien en el número del local, porque esa es zona de antojadizos donde abundan las opciones.

 

 

Los datos

Dirección: Mezquitán 794, casi esquina con Jesús García.

Horario: Martes a sábado de 18:30 a 23:00. Domingo: 16:30 a 22:00.

Especialidad: flautas, enchiladas, pollo, patitas de puerco.

Precios: Flautas $25. Tostada de pata $28. Pollo $55. Enchiladas $55.

Fundado hace 68 años.

También podría gustarle

No hay comentarios

Dejar una respuesta