Recetario

Chiles serranos en vinagre

Estos frutos encurtidos son un acompañante habitual de nuestra cocina. Prepararlos es más fácil de lo que pudiera parecer

Juan Carlos Núñez Bustillos

Foto: Juan Carlos Núñez.

En diciembre del año pasado invité a un grupo de amigos a preparar una carne asada en mi casa. Uno de ellos, muy acomedido se ofreció a llevar los chiles para preparar las salsas. Llegó con una bolsa repleta de serranos de los cuales solamente se utilizaron tres en esa ocasión.

Para que no se echaran a perder y aprovecharlos, preparé el resto de los chiles serranos (una veintena aproximadamente) en vinagre. Lo hice así y quedaron buenísimos.

Así se ven al acitronarse. Foto: JC Núñez

Puse a acitronar en aceite de oliva un par de dientes de ajo y media cebolla cortada en tiras. Hay que cuidar que no se doren, solamente sancocharlos hasta que cambien de color para que suelten el sabor. Puse después los chiles serranos (les quité el rabo) y zanahorias pequeñas que tenía por ahí. Los dejé en fuego manso aproximadamente cinco minutos moviendo constantemente con una cuchara de palo para evitar que se doraran.

Añadí luego aproximadamente una taza de vinagre blanco y una de agua. Solamente a que cubrieran las verduras. Agregué sal, pimientas enteras y una pizca de azúcar. Dejé hervir unos cinco minutos a fuego muy bajo. Es importante no sobre cocerlos para que queden firme y crujientes. Los dejé enfriar y los guardé después en un frasco de vidrio en el refrigerador.

Algunas personas añaden también otras verduras como papas, calabacitas o coliflor.

Se pueden preparar de la misma manera los chiles jalapeños.

Con esta preparación pude aprovechar los chiles serranos de aquel día y dosifico el enchilarme. Se han conservado muy bien y los disfruto todavía en lonches, quesadillas, frijoles y muchos otros platos.

Prepararlos en casa es mucho más barato que comprarlos enlatados y con el sabor del aceite de oliva quedaron más sabrosos que los industrializados.

También podría gustarle

No hay comentarios

Dejar una respuesta