Primer plato

El huazontle y “Sus ojitos”

El huazontle o huauzontle es un ingrediente muy conocido en la zona central de México que aparece en una canción de Pedro Infante. Aquí, en el occidente del país, no es muy popular. Vale la pena conocerlo

Jaliscocina

huazontle jcn

Fotografía: Juan Carlos Núñez

En la película “Angelitos Negros”, el actor Pedro Infante canta “Tus ojitos”. La melodía es de Chucho Monge, un compositor michoacano que dio vida a clásicas melodías como “México lindo y querido”. En la letra de la canción, grabada a finales de los años 40 del siglo pasado, aparece mencionado el huazontle:

“Quiero verla torteando la masa

y apurarle al frijol con huazontle.

Quiero verla cargando un escuincle

que muy pronto me diga papá”.

El huazontle es una planta comestible antiquísima. Se consume desde la era prehispánica, sobre  todo en la zona centro de México, de donde es nativa. Se le considera de gran valor nutricional.

En Guadalajara es poco conocida y en escasos lugares se ofrece, a pesar de que el platillo es delicioso. En un restaurante de comida de Puebla, llamado precisamente La China Poblana, en avenida Juárez, a pocos pasos de la Rectoría general de la Universidad de Guadalajara, la preparan muy bien. Vale la pena probar ahí este y otros platillos.

Una de las múltiples formas de preparar el huazontle, también llamado huauzontle, es en tortas capeadas, que suelen llevan una generosa porción de queso. Adquieren un excelente sabor acompañadas con abundante salsa de chile pasilla, que no es tan común en Guadalajara si se compara, por ejemplo, con la Ciudad de México.

Con un pedazo de tortilla recién hecha a mano, calientita, de las ramas del huazontle se desprenden las hojitas y pequeñas ramas para colocarlas en el plato y combinarlas con algún otro alimento; o bien, convertirlas en ingrediente de un buen taco. Habrá que masticarlas bien. Son ligeramente amargas, pero eso es parte de su encanto.

Ahora que, bien acompañadas de frijoles de la olla (de barro), recién cocidos con epazote y cebolla, son un excelente platillo. Como un buen toque final, sólo faltaría comer el huazontle mientras escuchamos a Pedro Infante cantando “Sus ojitos”.

También podría gustarle

No hay comentarios

Dejar una respuesta