Primer plato

Esquites con epazote

En la Ciudad de México los granos de elote se sazonan con esta hierba de uso prehispánico, chile de árbol y limón

Beatriz Rossete Ramírez / Ciudad de México

Foto: Beatriz Rosette Ramírez

Volver al terruño, caminar por la Alameda respirando sus peculiares aires es como abrir la caja de las reminiscencias. La capital de México, lugar de significativos contrastes; los sonidos del claxon de automovilista impacientes en contraposición al apacible y armónico organillero generan una nostálgica atmósfera que abre mis recuerdos.

Paseando por los andadores de la bella Ciudad de México, advertí una sonora voz que anunciaba uno de los platillos prehispánicos con mayor tradición en todo el territorio nacional: ¡Los esquites!

Los pequeños granos de elotes en diferentes tonalidades de amarillo, provocan la salivación de los conocedores. Se trata de una acuosa mezcla echa con granos de elote y algunas porciones de chile de árbol y hojas de epazote. Las vainas rojas del chile adquieren un tono tinto al momento del cocimiento y con las hebras de color verde oscuro del oloroso epazote conforman una composición aromáticamente deliciosa.

El toque lo hacen unas gotas de limón vertidas en este tradicional platillo que se puede degustar al paso de los históricos corredores, en la ciudad capital.

También podría gustarle

No hay comentarios

Dejar una respuesta