Letras humeantes

Letras humeantes 12

“Dejó que las flores le robustecieran los planes. Con la taza en mano, dibujó el día”. Las Letras humeantes de Elba Castro

Elba Castro

Foto: Juan Carlos Núñez B.

Caminaba el día tierno.
La hora de regar llegaba a las macetas.
Una olla de peltre calentaba la rutina,
la humareda vigorizaba las ganas de empezar.


Como promesa, esa mañana le refrescó la piel.
Atravesó el patio y se enredó en un rayo de sol.
Dejó que las flores le robustecieran los planes.
Con la taza en mano, dibujó el día.
La vida le izó las fuerzas para cruzar
esa fecha con enérgicas brazadas.

 

También podría gustarle

No hay comentarios

Dejar una respuesta