Recetario

Ponche “catrín”

Llegaron las posadas y con ellas los ponches. Aquí una elegante receta tapatía de 1914 para preparar esta bebida caliente y reconfortante

Jaliscocina

Foto: Jaliscocina

No hay posada sin ponche. Aunque los ingredientes son similares, cada familia tiene su toque, manera peculiar de preparar esta dulce y caliente bebida que lleva como base una infusión, azúcar y frutas.

La receta de ponche que compartimos ahora forma parte del libro “Recetas prácticas para la señora de la casa sobre cocina, repostería, pastelería, nevería, etc.”, editado en la ciudad de Guadalajara en 1914.

En el original solamente aparece como “ponche caliente”. Nosotros le añadimos el calificativo “catrín”, una palabra antes muy usada en Guadalajara para referirse a la elegancia o el lujo de algo o alguien. Agregamos este término porque lleva coñac, champaña y vino tinto, a diferencia de los que llevan ron o aguardiente que son mucho más económicos y comunes.

El procedimiento que incluye prenderle fuego, es muy interesante.

Ponche Caliente

“Se parten dos libras de azúcar en pedazos chicos y se ponen en una sopera ancha, se les vacía dos botellas de cognac y se les prende fuego por dos minutos, enseguida se le agregan tres botellas de champange y una de tinto, después se hacen pedacitos chicos dos piñas y se revuelven. Se prepara infusión muy caliente de té negro y se sirve tres cuartas partes de ponche con una de té, en copas chicas.

Esta cantidad sirve para setenta personas”.

 

También podría gustarle

No hay comentarios

Dejar una respuesta