Recetario

Ponche navideño

Esta bebida caliente y reconfortante no puede faltar en las fiestas navideñas. Cada familia tiene la “mejor” receta, hay para todos los gustos

Juan Carlos Núñez Bustillos

ponche1

Fotografía: Juan Carlos Núñez Bustillos

Existen tantas recetas de ponche navideño como familias que lo preparan. Cada una defiende la suya como la mejor, auténtica, más sabrosa y más original. Lo cierto es que este es una de las preparaciones en que se comprueba que en gustos se rompen géneros. Hay quienes vuelcan la frutería completa en el líquido hirviendo y quienes prefieren la austeridad de incluir únicamente unas ciruelas pasas molidas. Los hay extremadamente dulces y los desabridos. Hay ponches para abstemios y otros que parecen alcohol con un toque de jamaica. Como siempre, en la variedad está la riqueza. Vale la pena probarlos todos.

En el libro “Sabor que somos”, Sergio René de Dios, Elba Castro y yo escribimos sobre el ponche: “Su presencia es infaltable en las posadas. Sin él, no estaría completo el menú de un festejo navideño. Se trata del ponche de frutas, bebida tradicional que el frío exige tomar a sorbos, caliente, mientras humea el vaso o la jarra, de preferencia de barro. Su sabor demanda saborearlo poco a poco y, si se prefiere, dejarle caer un chorro o “piquete” de tequila o alcohol para que la sangre circule con más fuerza”.

ponche4

Fotografía: Juan Carlos Núñez Bustillos

“El ponche se ingiere durante los tres tiempos. En las posadas, desde el 16 de diciembre, en que comienzan las pastorelas, el rompimiento de piñatas, el canto de los villancicos, el pedimento de posada para la Virgen y San José; después, es necesario durante la noche del 24 de diciembre, en que las familias católicas celebran la cena de navidad para recibir con devoción y alegría el nacimiento del Niño Jesús”.

“La última y tercera etapa es el 25 de diciembre, donde la convivencia entre las familias y amigos continúa, pero en otro tiempo gastronómico, el ‘recalentado’; es decir, lo que sobró de la cena es de nuevo servido, por la mañana o al mediodía, lo que es motivo de una nueva reunión o visita a quienes no fue posible saludar en la tarde o noche del día anterior. El recalentado requiere, también, de abundante ponche”.

“Preparar el ponche equivale a preparar una piñata repleta de frutas. Desde este momento el ponche es ya una celebración en comunidad, pues se necesita de muchas manos para picar en pequeños trozos guayabas, manzanas, tejocotes y cañas, que luego se cuecen en agua con canela. En otro recipiente se cuece Jamaica o tamarindo, uno u otro, porque juntos pueden generar muy ácido a la bebida, advierte la señora Martha Alicia de Dios, conocedora de la cocina mexicana. Sin embargo, hay quienes sí los combinan. El caldo de las frutas y el de la Jamaica y/o tamarindo se mezclan en una olla, que se tapa y se pone a fuego lento alrededor de una hora, explica. Después se endulza con azúcar o piloncillo. Aclara que a la hora de servir el ponche de frutas se pueden añadir cacahuates normales, sin sal, y pasas. ‘Con pedacitos de nuez queda bien rico’, apunta Martha Alicia”.

“En estas fechas el ponche de frutas se prepara en las casas, los mercados y en las fondas que esos días preparan pedidos especiales. Enormes ollas con la dulce bebida se venden en un santiamén durante la temporada”.

ponche5

Fotografía: Juan Carlos Núñez Bustillos

Una de las mayores discusiones en torno al ponche tiene que ver con si debe llevar caña o no. Los defensores de añadirla en pequeños trozos aducen que es parte de la receta tradicional, que le añade dulzor y sabor, y que es agradable encontrar “tropiezos” en el ponche para masticarlos.

Los opositores a la caña advierten que encontrarse con la caña en el ponche tiene un mayor costo que beneficio. No añade gran cosa y luego se convierte en un problema al igual que los huesos de tejocote. Luego de masticar las cañas nadie sabe dónde poner el bagazo. Algunos lo guardan en una servilleta, unos discretamente lo dejan por ahí y los más descarados lo tiran directamente al suelo.

Cada quien sus gustos. De una u otra forma el ponche es la bebida emblemática de estos días.

También podría gustarle

No hay comentarios

Dejar una respuesta