Libros

Un relato de Pancho Madrigal para celebrar la Santa Cruz

“El pico de gallo que naiden probó, porque don Reyes entró encandilao”, es el título de este cuento del libro “Olor a mezcla” que presentamos para festejar el 3 de mayo, Día de los Albañiles

Pancho Madrigal

Pancho Madrigal jcn

Pancho Madrigal. Foto: J.C. Núñez

Serafo es puso a organizar un ‘pico de gallo’ dia media tarde, allá en el tercer piso. Les sacó una coperacha de a peso a los maestros, y ‘toleco’ a los piones, con la condición de que no se avorazaran, y comieran cada quien de acuerdo a lo que cada cual daban.

Mandó a un pioncillo a comprar jícamas, naranjas, limones, sal y chile de árbol o del que hubiera… Después, en una tapadera de tambo bien lavadita, se pusieron él y Rafa, su pión, a picar y revolver bien todo aquello, echándole su buen rebane, ‘cual debe de yes’ en esos casos… que, a ver, escupe… y que, cierra la boca, güey, se testá cayendo la baba… y que no leches tanta sal, no seas menso… y qué, ¡ay, ya menchilé un ojito!, y pura desa.

Cuando ya estaba listo aquello, que ya los dos le habían dado el visto bueno y todo, dice Serafo:

-¡Bueno señores… pos esto ya quedó orrai! Ya nomás que se den un tiempito todos, y se vienen, pa repartir.

Y ai dejaron aquellote en el suelo, a media pieza.

Al ratón, estaban todos haciendo cola en la llave del agua pa lavar sus ‘catarinas’ o sus ollitas del lonche onde les iban a echar su parte; cuando en eso llega don Reyes, el velador, que andaba buscando un escoplo que se le bía perdido. Don Rolo se quedó mirando el suelo detrás de don Reyes, y le dice:

-¿Pos qué trai usté en las patas, don?

-Y don Reyes contesta:

-¡Ah!, pos he de ver pisado algo, porque sentí… Y como vengo encandilao de ajuera…

Todos corrieron a ver, y sí… Había pasado mero por encima del pico de gallo. Todos al mismo tiempo dijeron: “¡¡Aaaahh!! Y se quedaron nomás viendo los guarachotes pintados con mezcla y basura sobre la botana.

-¡Ustedes tuvieron la culpa! -dijo don Reyes-. ¡Pos loo paqué dejaron eso en el suelo!

Y se hizo el enojado, que le bían ensuciado sus guarachaes y se fue restregándolos en el píso pa que se le limpiaran…

Y dice el Rafa:

-¡Má! ¡Ora nomás falta que quiera que se los límpiemos nosotros!

Pancho M olorOlor a mezcla (Relatos del andamio)

Este cuento forma parte del libro “Olor a mezcla” (Relatos del andamio), de Pancho Madrigal. En él presenta 58 historias cortas donde los protagonistas son los trabajadores de la construcción. Sobre este libro, el doctor Arnulfo Eduardo Velasco, escribe: “En su colección de relatos, Pancho Madrigal retoma a estos personajes emblemáticos para, a través de un conjunto de anécdotas que participan tanto de la descripción antropológica como de una especie de novela episódica, producir un texto notablemente rico tanto por la representación del lenguaje popular como de las circunstancias de la vida de personajes que viven en los límites de la pobreza y la marginalización. Como en el caso de Gabriel Vargas y su famosa Familia Burrón, resulta difícil saber hasta qué punto el autor repite o recrea ese universo lingüístico, pero el efecto de realidad en el uso tanto del léxico como de la organización sintáctica es indudablemente muy efectivo. Entre el humor y lo patético, el universo de estos personajes es el universo de un grupo social que busca, por todos los medios, crearse una identidad y una dignidad propias”.

Si le interesa conseguir un ejemplar de este libro puede llamarle o enviarle un mensaje por WhatsApp a Consuelo Márquez al 333 809 8451.

También podría gustarle

No hay comentarios

Dejar una respuesta