Primer plato

Camote del cerro, el sabroso regalo de las montañas

En la pródiga tierra que rodea al lago de Chapala, se encuentra este sabroso y especial tubérculo silvestre

Cronista

Foto: Cronista

El camote de cerro es un tubérculo silvestre. Alrededor del lago de Chapala, en pueblos como San Luis Soyatlán, se vende a los turistas como botana y alimento. Un kilogramo se ofrece a 120 pesos, en bolsas de plástico, con salsa de botella o chile de árbol en polvo, con una dosis generosa de jugo de limón.

En San Luis Soyatlán lo extraen del cerro de García. Le quitan la tierra, lo lavan, lo cuecen en agua con sal y si quieren darle color rosa le ponen hojas de guayabo. Después de cocido se pela la cáscara.

El color natural del camote del cerro es blanco. Su sabor es parecido a una papa, sólo que el tubérculo soyatlense tiene mucha fibra.

Foto: Cronista

Se le atribuyen propiedades medicinales; por ejemplo, como regulador hormonal en estados de climaterio.

Los comerciantes lo venden en puestos callejeros. Se puede comer sin nada más, acompañado con una cerveza o bien con leche.

Es un rico antojo natural que la pródiga tierra que circunda el lago regala a los paseantes.

 

También podría gustarle

No hay comentarios

Dejar una respuesta