Recetario

    Gelatina de rompope, para amansar el dulzor

    Esta es la historia de como un dulcísimo y arrumbado rompope renació en un delicioso postre.

    Juan Carlos Núñez Bustillos

    Gelatina de rompope. Foto: JCN

    Tan artificial era aquel rompope que superaba ya el año de vida y mantenía incólume el brillo de su intenso color amarillo. Conservaba también su dulcísimo sabor y un fragante olor a golosina infantil, además de una clara nota de alcohol, que era lo mejor. Fue un regalo navideño que, debido a su empalagosa untuosidad había quedado relegado en el fondo de la despensa.

    Continuar leyendo

  • Primer plato

    Elogio de los molletes

    Pan, frijoles, queso y salsa. Estos sencillos ingredientes se convierten en un banquete casero para recibir a la gente querida Juan Carlos Núñez Bustillos Los molletes son un claro ejemplo de…

  • Letras humeantes

    Letras humeantes 27

    El café es “hoguera de íntimos pensamientos”, un “animal afelpado” que deja caer “su semilla perfumada por la benignidad del sol” Elba Castro Es hoguera de íntimos pensamientos alivia el frío…

  • El Caldero

    Un sencillísimo postre de nuez

    Del archivo de don Rafael del Barco, estas remembranzas y la manera de elaborar un sabroso dulce Rafael del Barco Recibir gente en la casa de uno es, para mí, uno…