Recetario

Chilaquiles rápidos

Hay atajos para preparar más rápidamente este rico desayuno que se antoja especialmente después de una desvelada

Juan Carlos Núñez Bustillos

Chilaquiles rápidos. Foto: Juan Carlos Núñez.

Al despertar después de una buena desvelada se antojan unos chilaquiles tronadores y picosos. Pero no siempre hay ánimo para prepararlos como Dios manda, desde cortar la tortilla y freír los totopos. La modorra no acaba de irse y justamente por eso se requieren los chilaquiles, para acabar de despertar.

Si esta es su situación o simplemente le da flojera emprender el largo camino para preparar los chilaquiles “como son”, hay atajos que le permitirán cocinarlos rápidamente. Eso sí, se requiere tener en la alacena una bolsa de totopos o ponerse unos pants para traerlos de la tienda más cercana (por favor no vaya en pijama y si no se ha peinado, póngase una cachucha).

Hace poco preparé estos chilaquiles utilizando los totopos que me quedaron de una carne en su jugo que compré para llevar.

Lo demás es muy simple y rápido.

Chile de árbol Yahualica. Foto: Juan C. Núñez.

Ponga a cocer jitomates, chiles de árbol y ajo. Las cantidades dependen de cuánta salsa requiera y qué tan picoso deseé sus chilaquiles. Añada cebolla cruda al gusto. Deje enfriar para que al moler los ingredientes en la licuadora no “exploten”, haga cochinero e incluso pueda quemarse.

No hay que esperar mucho para que se enfríen, pero si está desesperado y tiene mucha prisa o hambre hay dos opciones para acortar los tiempos. Quite la tapita que está al centro de la tapa de la licuadora y cúbrala con un trapo limpio y húmedo. (¡No use por ningún motivo el trapito de la cocina!). Muela poco a poco encendiendo y apagando de forma intermitente la licuadora. Deje que escape algo de vapor entre cada molida quitando la tapadera.

Otra manera es acelerar el proceso de enfriamiento colocando los ingredientes en un recipiente que a su vez se mete en otro con agua fría y/o hielo.

Cuando tenga lista la salsa, fríala en un sartén con muy poco aceite y cuando hierva agregue los totopos. Añada queso seco, crema y cebolla. Acompañe con un café bien caliente para que se enchile más y acabe de despertar.

También podría gustarle

No hay comentarios

Dejar una respuesta