Letras humeantes

Letras humeantes 25

Un gato, una taza de café, la noche y el mar, una historia en cinco líneas

Elba Castro

Ilustración. Jimena Hinojosa Núñez

Había un gato trepando la columna humeante de un café.

En la cima llamó a la noche.

Con su cola movió la espuma del mar.

Todo el cuadro cupo en la taza

que Alicia bebía ya cansada de tanto correr.

 

 

También podría gustarle

No hay comentarios

Dejar una respuesta