Primer plato

El Súper Tazón, fiesta culinaria en EU

Durante la final del fútbol americano nuestros vecinos se comerán 1,400 millones de alitas de pollo y 132 mil toneladas de aguacate

Marisa Núñez / El Paso

Alitas de pollo. Foto: J.C. Núñez.

No hace falta ser seguidor del futbol americano ni un gran fan de ningún equipo para participar de la actividad deportiva más importante y popular en Estados Unidos: El Super Bowl o Super Tazón. No importa si no se sabe mucho de este deporte, de sus jugadores o equipos, ni siquiera de sus reglas porque el juego trasciende el ámbito deportivo. El Super Tazón es, desde hace decenios, una fiesta nacional, es ya un asunto cultural. En este país es un día que no pasa desapercibido para nadie. Las familias y los amigos se reúnen alrededor del televisor para ser testigos del partido de futbol americano más importante del año, así no hayan visto ni un solo juego de la temporada.

El atractivo no es para la mayoría el juego en sí; para algunos, es la oportunidad de reunirse en familia o con amigos. Es pretexto para la reunión y la fiesta. Para algunos, el atractivo consiste en el afamado show de medio tiempo que presenta a los mejores y más afamados grupos y cantantes del momento. También generan expectación los anuncios comerciales que se estrenan este día. Es el “combo” perfecto para la convivencia y una comida “informal” en que hay permiso para comer cosas poco saludables y beber sin remordimientos. Es uno de los acontecimientos que deja más derrama económica en Estados Unidos.

La mayoría de los estadounidenses prefiere ver el juego desde casa en lugar de ir a bares o restaurantes. Este año no será la excepción, pues se agrega el tema de la pandemia y las restricciones y cierres de este tipo de establecimientos. En esta ocasión la invitación es a que se suspendan las reuniones y a que se vea el partido en el hogar, únicamente con quienes viven juntos.

Guacamole con tostadas. Foto: Marisa Núñez

Como toda tradición, el Súper Tazón tiene sus rituales, especialmente en asuntos gastronómicos. Dos de los cinco alimentos más populares para consumir este día son de origen mexicano: el guacamole y los nachos.

Este día no se come nada formal, se trata más bien de “botanas” que pueden ser preparadas en casa o compradas. Se aliñan al gusto y se comen durante las dos, tres o cuatro horas que pueda durar el partido. Las alitas de pollo, los nachos, el guacamole, la pizza y la cerveza son los protagonistas de este día. Algunos optan también por hamburguesas a la parrilla si el clima se los permite.

De entre todas las botanas que uno pueda imaginar para comer mientras se ve un partido de futbol americano, hay dos que son tradición y que no pueden faltar, las alitas de pollo y el guacamole.

Las alitas de pollo con sus diferentes sabores y aderezos (estilo búfalo, a la barbecue, a la teriyaki. con aderezo ranch, de chipotle, de queso azul, etc.) y el guacamole.

Las alitas de pollo son el plato más socorrido y popular para este día. “Un Super Bowl sin alitas no es Super Bowl” dicen por ahí.  Según el Consejo Nacional de Pollo en este 2021 se espera que se consuman 1, 400 millones de alitas solo en Estados Unidos*.

Aguacate. Foto: JCN.

El guacamole no puede faltar este día, su consumo en este día es ya toda una tradición.  Según la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México, el año pasado se consumieron alrededor de 74 mil toneladas de aguacate mexicano solo el día del partido, pero se exportaron 551,226 toneladas durante todo el año.  Para este 2021 se espera que las exportaciones aumenten en un 4% y que la cifra semanal de embarques sea mayor a los 1,360 lo que equivale a la salida de un camión cada siete minutos. La cifra esperada de consumo para esta ocasión se calcula en las 132 mil toneladas de aguacate**.

Hay que recordar que Michoacán es el único estado certificado por Estados Unidos para exportar el fruto. “Un superbowl sin guacamole, tampoco es superbowl”. Sin embargo, la producción intensiva de aguacate para satisfacer esta creciente demanda acarrea también fuertes problemas ambientales en las zonas en que se cultiva.

Los dos infaltables

Las alitas y el guacamole no pueden faltar, todo lo demás es negociable: los nachos y sus diferentes presentaciones acompañados con salsa, con queso, con frijoles, con carne o con lechuga, entre otras posibilidades.

Pizza. Foto: JCN.

Forman parte también del menú las pizzas, las hamburguesas, las papas fritas y los doritos. Se come también fruta picada, galletas decoradas en forma de balón, sandwichitos, verduras curdas con aderezos, las ensaladas, las tablas de quesos y de frutas, etc.  Usted puede agregar a su menú todo lo que quiera, pero recuerde que sin alitas y sin guacamole simplemente no hay Super Tazón.

Eso sí, cada quien prepara el guacamole a su gusto. Algunos lo hacen con pico de gallo, hay quienes agregan comino, aceite de oliva y hasta pedazos de queso fresco o mango. La verdad es que no hay una sola receta porque cada uno lo prepara según sus gustos.  Yo opino que, entre más sencillo, mejor. No hay necesidad de combinar tantos ingredientes y con lo básico queda más que delicioso: limón, cebolla finamente picada, chile serrano finamente picado y sal, todo al gusto.

Referencias:

* Americans to Eat Record 1.42 Billion Chicken Wings for Super Bowl. A. NCC en  National Chicken Council | Americans to Eat Record 1.42 Billion Chicken Wings for Super Bowl LV https://www.nationalchickencoucil

**México, presente de nueva cuenta en el gran juego vía el aguacate Michoacano – APEAM (apeamac.com) en https://www.apeamac.com

También te podría interesar

No hay comentarios

    Deja una respuesta