Recetario

Los chacales de río, una intensa delicia

Los langostinos de agua dulce, también llamados acamayas, se pueden preparar en caldillo, a la diabla o al mojo de ajo

Alma Leticia de Dios Corona

Langostino. Foto: Sergio René de Dios

Un platillo que se considera afrodisiaco, alto en vitaminas como el común levantamuertos y sabroso es de los langostinos de río. Entre los nombres que tiene están el de chacales y el de acamayas. Los más comunes son los langostinos de mar, pero los de agua dulce tienen su sabor especial y un arroma intenso.

Consumirlos demanda estar dispuestos a maniobrar con las manos para quebrar sus tenazas y su caparazón, y extraerles la blanca carnita con los dedos o un tenedor. Es casi una pelea a mano limpia, en la que el comensal sale ganando.

En Jalisco se pueden adquirir sobre todo en pueblos; por ejemplo, en la cooperativa de la presa Tacotán, que se ubica en el municipio Unión de Tula. Ahí los venden vivos. En la Zona Metropolitana de Guadalajara se encuentran por lo regular congelados en el mercado del mar, en Zapopan.

Chacal en caldillo. Foto: SRD

Colima es un estado en el que abunda la venta de chacales, que no se deben confundir con los animales carroñeros parecidos a los coyotes. En entidades como Sinaloa y Veracruz también se comercializa.

El crustáceo puede medir de 8 a 15 centímetros, o más. La variedad de Jalisco es anaranjada. La manera tradicional de atraparlos en los ríos es colocar las llamadas chacaleras, que son cucuruchos tejidos de varas que se colocan entre las piedras. Los animales ingresan y ya no pueden salir. Se cultiva en presas o estanques.

Para preparar los chacales, se lavan y se limpian levantando el caparazón que tienen en la parte de arriba de la espalda. Se pueden cocinar de diferentes maneras, como a la diabla.

Si es al mojo de ajo, se pican varios ajos pelados y rebanadas de cebolla y se fríen en mantequilla. Se agregan los chacales limpios y se dejan al fuego aproximadamente 20 minutos.

Acamaya es otro nombres de este crustáceo. Foto: SRD

También se pueden preparar en caldillo con verduras. Se les pone a hervir con agua, ajo, cebolla y jitomates picado. Después de hervir 20 minutos se le agregan verduras como zanahorias, chayotes, papas y chícharos, las tres primeras, partidas en cuadritos. Se cuecen por 10 minutos y se le añade sal al gusto. A quien le guste lo picosito, puede añadir chile habanero y cebolla desflemados.

Y a comer sabroso, ya sea con tortillas o tostadas.

También te podría interesar

No hay comentarios

    Deja una respuesta