El Caldero

Los excesos de fin de año

Del archivo de Rafael del Barco: Tras la temporada de comilonas que dura al menos 22 días, dos recetas ligeras para compensar

Rafael del Barco

Filete de res. Foto: Juan Carlos Núñez.

Dicen los que saben del asunto (nutriólogos, dietólogos, médicos) que un festín como el de Nochebuena no va a reflejarse en un aumento de peso y que se puede comer y beber impunemente de todo y por su orden, o en desorden, sin esperar más que lo normal al día siguiente: dolor de cabeza, indigestión, flatulencia, malestar general, producto de todo y muy natural de los excesos en la comida y la bebida, pero de engordar, nada.

Lo malo es que para los mexicanos la temporada de comidas extraordinarias va del 16 de diciembre, la primera posada, al 6 de enero, sino contar una Conchita el 8 y una Lupita el 12 y, ya embalados, cualquier otro día, como yo que el 6 de diciembre, con el nacimiento de Camila, mi segunda nieta mujer, y el 11 de enero cumpleaños de Emilio, mi primer nieto hombre, tengo pretexto para comenzar antes las fiestas y seguirlas después.

Esa larga temporada (22 días por lo menos) de comidas irregulares sí se refleja en el peso que será excesivo para cuando los Reyes Magos hagan su aparición, lo que da una dimensión más completa a eso de la cuesta de enero, difícil de remontar con exceso de peso y falta de pesos, pues desgraciadamente para hacer dietas equilibradas y exitosas, se necesita dinero que facilita las cosas.

Otro problema, pequeño, pero problema al fin, es el de las sobras de toda la retahíla de banquetes, por lo que sugiero en las recetas algo que se puede hacer con lo que sobró del guajolote, del pollo o del pato, sin olvidar que también se pueden utilizar los restos de pierna, de lomo o de filete y de cuanto alimento se pueda congelar.

Las recetas sugeridas son para ayudarle a subir la trabajosa cuesta de enero. Provecho y feliz año.

Las recetas

(Las recetas están tomadas del recetario denominado “Cocine con chile morrón”, editado por Radar Editores, de octubre de 1997).

Ensalada toscana

Ensalada toscana. Foto: Juan Carlos Núñez

2 tazas de habas (verdes o secas) cocidas y escurridas; 2 tazas de pollo cocido, cortado en cubitos; 1 taza de cebolla morada picada; 1 taza de pimiento rojo picado; 1 taza de pimiento verde, picado; ¼ de taza de apio finamente picado; ¼ de taza de perejil finamente picado; ½ taza de aceite de oliva; 2 cucharadas de vinagre de vino: 3 dientes de ajo asados, pelados, machacados y mezclados con el vinagre y el aceite; 1 cucharadita de tomillo fresco picado muy finamente; ¼ de kilo de queso de Cotija desmenuzado; pimienta recién molida y sal.

Se mezclan todos los ingredientes en un bol, excepto el queso y la pimienta, y se refrigera todo durante una hora; saque del frío la ensalada una hora antes de servir, agregue la pimienta y espolvoree con el queso.

Ensalada de arroz

400 gramos de arroz; 200 gramos de rebanadas de jamón cortadas en cuadritos (puede utilizarse cualquier carne que se pueda comer fría); 2 huevos batidos; 3 pimientos rojos, asados, pelados y cortados en rajas delgadas; 200 gramos de chícharos cocidos; mayonesa, aceite y sal.

Hierva el arroz en agua salada, enjuáguelo con agua fría una vez que esté cocido y escúrralo muy bien. Haga una tortilla muy delgada con los huevos y córtelos en tirita. Mezcle con mucho cuidado el arroz con todos los ingredientes, unte un molde con aceite y llene con la mezcla apretando bien. Desmolde sobre un platón y sirva con la mayonesa.

 

También te podría interesar

No hay comentarios

    Deja una respuesta