Recetario

Nueces garapiñadas caseras

Con tres ingredientes y mucha paciencia se prepara este irresistible antojo, que puede ser un excelente regalo

Marisa Núñez / El Paso

Preparación de las nueces. Foto: Marisa Núñez

Este año decidí que los regalos navideños serían diferentes, las recetas de galletas quedaron guardadas por ahora y en lugar de hornear me enfilé hacia el mercado a comprar variedad de frutos secos: nueces, almendras, cacahuates y pistaches.

Dejé las compras sobre el mostrador de la cocina esperando que llegara el fin de semana para ponerme a cocinar, pero antes del viernes mi esposo y mi hijo ya se habían comido prácticamente todas las semillas. Era demasiada tentación pasar por ahí y no comer un puñito de pistaches ya pelados.

Aun así, me quedó nuez suficiente para que valiera la pena invertir tiempo y esfuerzo en elaborar regalos hechos en casa que es lo que me gusta obsequiar; tengo la idea de que algo hecho por mí tiene más valor y significado que ir a comprar una caja de chocolates.

Nueces garapiñadas, un buen regalo. Foto: MN

El asunto es que con lo que quedó hice nueces garapiñadasSólo se necesitan tres ingredientes y mucha paciencia porque hay que menar y menear y no dejar de menear por lo menos una hora. El resultado es delicioso y vale la pena el esfuerzo.

Quedé muy bien con mi amiga a quien le regalé una bolsita llena de esta nutritiva y deliciosa fruta endulzada. Sólo me alcanzó para un regalo, pues mientras las nueces se enfriaban esparcidas sobre una charola que dejé sobre el mostrador de la cocina, sucedió lo mismo: era mucha la tentación y resultaba difícil poder resistir al olor impregnado en la cocina y al color brillante y rojizo de las nueces caramelizadas tan antojables.

Una vez más, cada vez que alguien pasaba por ahí comía un puñito de nueces. Confieso que yo tampoco pude resistir probarlas y cada vez que pasaba frente a ellas disfrutaba unas pocas.  En la tarde, cuando quise ponerlas en bolsitas individuales, ya casi no había.

Supongo que tendré que hacer más con la consigna de no dejarlas a la vista de nadie. Lo bueno es que son tan fáciles y relativamente rápidas de hacer que se pueden aprovechar las vacaciones para prepararlas.  Si se las vuelven a comer, tendré que sacar las recetas de galletas o comprar cajas de chocolates.

Les comparto la receta esperando que les guste, que la hagan y que puedan compartir con quienes más quieren.

Frutos secos garapiñados:

  • Nueces garapiñadas. Foto: MNB.

    250 gramos de frutos secos variados (o uno solo de su preferencia) sin cáscara.

  • 30 gramos de agua.
  • 150 gramos de azúcar refinada.
  • Opcional: 20 gramos de chile en polvo, o al gusto.

Poner a fuego medio en una cazuela (o cazo de cobre) el azúcar y agregar el agua hasta que quede una miel suave.  Agregar las semillas y bajar el fuego a medio bajo.  Mover constantemente con una pala de madera hasta que los frutos secos queden caramelizados, aproximadamente una hora y media.

Pasar las semillas a una charola, esparcir las semillas y dejar enfriar. Puede extenderse también sobre un tapete de silicón para cocina o sobre papel encerado.

Al gusto y como una variante opcional agregue el chile en polvo y mezcle bien.

 

También te podría interesar

No hay comentarios

    Deja una respuesta