El banquetazo

La vie en rose, sabor de Francia en Guanajuato

En este restaurante se puede disfrutar lo mismo de un delicioso sándwich croque madame que una untuosa tarta de café

Eduardo Mendieta / Querétaro

Tarta de café. Foto: Eduardo Mendieta.

En la ciudad de Guanajuato existe un restaurante muy acogedor, justo en el centro de la ciudad, cuyo nombre y menú francés es inigualable: La vie en rose.

Mi visita a este lugar fue totalmente improvisada, pues solamente iba al municipio de Irapuato a consultas médicas, pero el antojó del amigo con el que iba en este viaje le hizo prender su foquito: “¿Y si vamos a La vie en rose? No estamos muy lejos de Guanajuato”

Y así fue. Terminamos nuestros pendientes y tomamos la carretera a la capital de Guanajuato. Tenía más de 15 años que no visitaba esta ciudad. Había olvidado los edificios históricos tan llamativos.

Al llegar al restaurante pude observar que la atención por parte del equipo es inigualable: no recuerdo algún otro negocio donde me hayan tratado con tal amabilidad y simpatía. No necesitaron hacer ni gala de bienvenida ni chistes. El personal de servicio es fresco, natural y bastante atento.

Flan de frutos rojos. Foto: E.M.

Recibimos el menú, yo tenía la recomendación de pedir tarta de chocolate. Sin embargo, vi mucho más apetecible una tarta que ellos llaman flan de frutos rojos. Mi amigo pidió una tarta de café.

Antes de terminar mi orden, y a pesar de que nuestra visita fue a las 7 pm, pregunté al mesero si podían servirme un sándwich croque madame, pues vaya que se me había antojado. Aunque este plato sólo pertenece al menú de desayunos, el mesero tuvo la cordialidad de consultarlo con el equipo de cocina.

No pude sentirme más apapachado, accedieron a prepararme ese sándwich y me emocioné bastante. La decoración es sencilla, sobria y armónica.

Nos entregaron primero los postres, pues así lo solicitamos. La tarta de café que mi amigo pidió fue sorprendente: la base es suave y de aroma delicado a vainilla y mantequilla. El relleno tiene una textura untuosa, con un firme sabor a café, pero sin llegar a ser escandaloso.

Cuando probé mi postre, pude sentir las moras naturales dentro del flan. Me encantó saborear esa acidez natural de las frutillas y que la crema del flan tuviera el toque preciso de azúcar: justo la cantidad necesaria para no sentirme empalagado.

Esa característica es muy importante en los postres, pues es algo de lo que muchas personas se quejan. Un postre es ese toque final de las comidas que debe dar un cierre perfecto a la experiencia del comensal. Si es muy dulce, seguramente provocaría una sensación de hartazgo en la persona. Si, por el contrario, resulta insípido, seguro causaría decepción.

Pero no fue así, ahora te contaré por qué.

Sándwich croque madame. Foto: Eduardo Mendieta

¡El croque madame era maravilloso! De nuevo se expresó que los cocineros de este restaurante tienen los toques perfectos en sus sazones. Cada elemento de este sándwich tenía sus sabores característicos y todos eran armónicos.

Desde el delicioso y crujiente pan, su bechamel especiada, el jamón de muy buen sabor, su queso bien tostado y el huevo estrellado puesto en la superficie, como si fuera un gorro…

Recomiendo ampliamente este restaurante, es perfecto para conocer un poco más la comida francesa, pues se respetan bastante los esos elementos característicos de los platillos de aquel país.

Si algún día tienes la oportunidad de visitar la capital de Guanajuato, podrás encontrar este restaurante a un lado del teatro principal.

Los datos

Dirección: calle Cantarranas #18 col centro, Guanajuato.

Teléfono: 473 120 5793.

Horario: de 10 a 22 horas.

Facebook: https://www.facebook.com/La-Vie-en-Rose-775874432465811

 

También podría gustarle

No hay comentarios

Dejar una respuesta