El banquetazo

Las tortas de Ponte trucha Negro

Desde 1987 este restaurante situado en el barrio de Santa Tere ofrece originales platos elaborados con mariscos y pescados

Rogelio Villarreal

Torta de Ponte trucha Negro. Foto: JC Núñez.

Los meseros no paran de moverse de un lado a otro sin descuidar una sola de las cuarenta mesas. Al menor descuido son reprendidos por el Negro con un grito que se oye en todo el restaurante: “¡Niña, deja el teléfono y ponte a trabajar!” “¡Papayón, corre a alguien pa’ que se siente mi amigo!” “¡Ya dale mesa a éste pa’ quitármelo de aquí al cabrón!” “¡Más respeto!, ¿no ves que viene acompañada?”

Sus regaños no son más que sonoras bromas que hacen sonreír a los comensales, acostumbrados a la picardía tropical de un negro jalisciense que, a mediados de los años ochenta, empezó a vender elotes en la calle, luego mariscos en una carreta en la esquina de Ignacio Ramírez y Francisco Zarco y, desde hace unos quince años, en un amplio restaurante en ese mismo crucero en el antiguo barrio de Santa Teresita, en una Guadalajara llena de sol, panboleros y mujeres hermosas.

A los mariscos Ponte trucha Negro cada día llegan cientos de clientes atraídos por la fama y el sabor de los platillos creados por Salvador Hermosillo, como la torta ahogada de camarón con salsa de tomate, mayonesa y chile chipotle, y el aguacoco, un exótico ceviche de camarón con piña servido en un coco fresco. Para acompañar una “agua de tlacote”, esto es, una cerveza con hielo, limón y sal servida en una jarra de barro; así, con el nombre del agua supuestamente milagrosa que se había descubierto en el rancho del mismo nombre disfrazaban el elíxir en la época en que no tenían permiso de vender bebidas alcohólicas.

Taco gobernador zarandeado. Foto: JC Núñez.

Dice el Negro que el cardenal Sandoval Íñiguez lo llama a veces para ordenar “la gran chingadera”, una botana de camarón, pulpo, ostión, callo, caracol, calamar y pata, y el Buki Mayor, Marco Antonio Solís, también solicita de vez en vez sus sabrosas tortas ahogadas. “Aquí a los famosos los tratamos igual que a los demás”, dice el Negro, “y si hay gente pos que se esperen”.

Alma Lucía, hermana del Negro, habla de las personalidades que frecuentan el establecimiento: “Han venido los de Molotov, Ely Guerra, Galilea Montijo, Pablo Montero, Vicente y Alejandro Fernández, Saúl —el de los Jaguares—, Pepe Aguilar”, además de políticos y turistas de todo el mundo.

“Yo de chico quería matar al presidente, para que me conocieran todos”, dice el Negro con una sonrisa, “pero ya no es necesario, ya soy famoso en todo el mundo”. Un día descubrió el dibujo del Gato Félix que lleva un pescado a la espalda y lo escogió como su logotipo porque parece que va pensando “Cómo chingados lo voy a cocinar…”

Mariscos Ponte trucha Negro da trabajo a cincuenta empleados. “Tienen Seguro Social, porque es obligatorio”, dice el Negro, “pero si se me enferma uno mejor lo mando con mi médico particular y yo le pago todo. El servicio en el IMSS es pésimo y además nunca tienen medicinas”.

Camarones de Ponte trucha Negro. Foto: JCN.

“El gobierno no hace más que estorbar”, dice con enfado, “sean del PRI o del PAN, son iguales”. Los primeros meses del restaurante fueron de multas y clausuras. Por no expedir notas de consumo el inspector quería cerrar el local tres días. El Negro reclamaba: “Pos no me cierres, déjame trabajar y te pago la multa…”

El Negro prefiere hablar de su pasión por la comida y los nuevos platillos que se le ocurren; ahora da los últimos toques a un caldo de langostino. Al ver el menú es difícil decidirse por el “pulpo con cariño” o el “ay güey!”, el “pa’ que lo mojes” —chile güero relleno de camarón, pulpo, calamar y marlin con queso— o por “las hijas del Negro”, es decir, unos suculentos camarones fritos a los que antes llamaban “cucarachas”…

Afuera la gente espera su turno y el Negro grita: “¡Gordo, haz un simulacro de bomba para que se vayan los que ya comieron!”.

Los datos

Fundado en: 1987.

Especialidades: La gran chingadera (camarón, pulpo, ostión, callo, caracol, pata y calamar), tortas ahogadas de camarón o pulpo, tacos zarandeados, “pa’ que lo mojes” (chile güero relleno de camarón, pulpo, calamar y marlin con queso).

Dirección: Francisco Zarco # 779, esq. Ignacio Ramirez.

Col. Santa Teresita, CP. 44600, Guadalajara, Jalisco.

Teléfono: 38-26-03-16.

Horarios:  Lunes a jueves de 10:30 a 18:00 horas. Viernes a domingo de 10:30 a 18:30 horas.

Página Web: www.pontetruchanegro.com.mx

Facebook: https://www.facebook.com/pg/Ponte-Trucha-Negro-639558749427604/

*Nota: Estos datos están actualizados a la fecha de su publicación.

También podría gustarle

No hay comentarios

Dejar una respuesta