Recetario

Omelette de cuitlacoche en salsa de poblano

Los mexicanísimos ingredientes con que se acompaña esta tortilla de huevo hacen de este desayuno un plato muy especial

Juan Carlos Núñez Bustillos

Omelette con salsa de poblano. Foto. JCN

Ahora que todavía traemos el impulso de las fiestas patrias, le recomiendo esta preparación para desayunar. Si el día de El Grito abundaron los tamales y el pozole, vale la pena aprovechar el fin de semana para cocinar este mexicanísimo plato menos común.

Lleva algo de tiempo, pero vale la pena. Si usted cocinó algunos de los platillos que recomendamos recientemente en Jaliscocina y le quedaron algunas “sobras” será más fácil. Eso fue lo que hice yo. Aproveché algo de la salsa de chile poblano para el pastel de tortillas de la receta de nuestra colega Beatriz Rosette. También un poco de cuitlacoche guisado que había cocinado, queso y un trocito de panela que sobrevivió en la semana.

Para la salsa de poblano:

Chiles poblanos. Foto: Juan Carlos Núñez.

Asar un par de chiles poblanos directo en la flama, dejarlos reposar dentro de una bolsa de plástico cubierta con una servilleta de tela. Pelarlos y quitarles las semillas y el rabo. Mientras, hierva un manojito pequeño de flores de calabaza (unas cuatro o cinco). Antes, lávelas y quíteles la corola y el pistilo. Si no tiene, no se detenga. Cueza también una calabacita. Muela las flores, la calabacita y los chiles en un poco de agua de la cocción de la verdura con un diente de ajo y unas cuatro cucharadas de crema. Sazone con sal.

Para el cuitlacoche guisado:

Cuitlacoche guisado. Foto: Juan Carlos Núñez

Lave bien el hongo con agua purificada y dejarlo escurrir. Mientras acitrone cebolla, el ajo y el jitomate picados. Cuando estén sofritos, añada el cuitlacoche y sazone con sal. Revuelva bien. Tape la cazuela. Alrededor de diez minutos después estará listo.

Para el omelette:

Revuelva los huevos y haga la tortilla en un sartén. Añada el cuitlacoche y el queso de su preferencia. Termine el omelette y báñelo con la salsa de poblano. Acompáñelo con un trozo de panela y, sin tiene, frijoles refritos.

Luego de probarlo, le quedarán ganas de volver a prepararlo.

 

También podría gustarle

No hay comentarios

Dejar una respuesta