Recetario

Tacos de semilla de calabaza, en honor a Colotlán

Las verdes pepitas doradas ligeramente en el comal son el ingrediente central de este taco tan sencillo como sabroso

Juan Carlos Núñez Bustillos

Tacos de semillas de calabaza. Fotos: JCN.

Cuando llegué se habían terminado. Me quedé con las ganas de probar los tacos de acualaista. La muestra gastronómica que organizó la Universidad de Guadalajara en Colotlán, fue un éxito. Tanto, que los platos que se prepararon para mostrar la riqueza gastronómica de ese municipio del norte de Jalisco se acabaron en un instante. Cuando llegué al puesto donde los obsequiaban, la señora me dijo con una sonrisa apenada y al mismo tiempo llena de satisfacción: “Volaron”.

Francisco Vázquez, colega periodista y promotor cultural oriundo de Colotlán, fue el impulsor de aquella muestra culinaria celebrada en la plaza principal de la población en 2005. Él me había hablado de esos tacos tan especiales que elaboran en su terruño. Una tortilla recién hecha se rellena con las semillas de una calabaza silvestre que crece en la región: la acualaista.

Recetario de Colotlán. Foto: Jaliscocina

En aquella celebración gastronómica Elba Castro, investigadora de la Universidad de Guadalajara, participó en la elaboración del recetario que recopila las delicias de la zona. Ella, que sí pudo disfrutarlos, también me los recomendó ampliamente.

Evocando aquella grata experiencia y a falta de acualaistas, Elba preparó hace unos días unos riquísimos tacos de pepitas de calabaza. Ningún secreto: semillas, tortillas y una buena salsa de molcajete.

Son deliciosos. Como es tan difícil describir un sabor, tenemos que recurrir a las comparaciones. Este taco me supo un poco a chicharrón, un poco a charal, me evocó ligeramente al gusano de maguey dorado y, por supuesto, al pipián, ese sabroso mole que lleva como ingrediente principal semillas de calabaza.

Quizá usted encuentre una mejor comparación. Consiga unas buenas pepitas de calabaza que no estén procesadas ni saladas. De las que son verdes porque ya no tienen cáscara. Dórelas ligeramente en el comal y disfrútelas cubiertas de salsa en una buena tortilla.

También te podría interesar

No hay comentarios

    Deja una respuesta