Primer plato

Taquitos de frijoles, el gozo y la modestia

Quienes nacemos en México vamos construyendo con los afectos el significado de este sencillo alimento

Elba Castro

Taquito de frijoles. Foto: Marisa Núñez

En México, decir “un taquito de frijoles” significa abrir muchas posibilidades culinarias, pero sobre todo habla de una constante: la generosidad frente al otro y el compartir con gozo y modestia lo que se tiene ¿Qué significa un taco de frijoles? es algo que quienes nacemos en este país, vamos construyendo con los afectos.

Como cuando al medio día salía de prisa rumbo a la prepa (destino que era toda una travesía)… mi abuela decía: “Cómete aunque sea un taquito de frijoles”, pero en realidad se refería a comer sopa con un guisado, al menos.

Lonche de jamón. Foto: Juan Carlos Núñez

O cuando debía salir antes de comer a hacer alguna tarea, oía a mi mamá decir: “Llévate un taco de frijoles” aunque con ello podía referirse a hacerme un lonche, un sándwich o algún bastimento que no me dejara en ayunas a esa hora… y ya de plano uno de los recuerdos que tengo es cuando,  lenta que soy, tardaba mucho más que los demás para terminar de comer y más si no me gustaba. Entonces una de mis salvadoras, mi abuela materna, intercedía por mí para dejar en paz el bistec de hígado o el caldo de cocido ya frío y seboso (calentado unas dos veces antes) –deja que se coma un taquito de frijoles-, le decía a mi mamá, quien no siempre entendía mi dolor.

Taco de frijol. Foto: Juan Carlos Núñez

Ahora que, sin duda, el recuerdo más entrañable del taquito de frijoles (así con todo y diminutivo) es por la noche, en la cena. Recuerdo acompañando la mejor finalización del día (sola o con mis hermanos) calentando unos frijoles refritos, los últimos de la cacerola, con unas tortillas un poco quemadas, servidos junto con un vaso de leche fresca… tal vez viendo las noticias nocturnas, cuando yo podía (y hasta ahora) sentirme acompañada de todos los afectos que se sembraron en mí, con el cariño de las mujeres de mi casa, para dormir satisfecha del cuerpo y del alma.

 

También podría gustarle

No hay comentarios

Dejar una respuesta