Recetario

Mermelada de naranja agria con tocino y queso

El amargo del cítrico, la dulce confitura, la sal del queso y el ahumado del cerdo, hacen de esta revolturita un experimento sabroso e interesante

Juan Carlos Núñez Bustillos

Mermelada con tocino. Foto: JCN.

Hace algunas semanas preparé una muy sabrosa mermelada de naranja agria. (Aquí le comparto la receta por si no la vio). Además de disfrutarla en diferentes días sobre unos cuernitos con queso crema o un pan tostado con mantequilla, un día la añadí a unos hot cakes. Quedaron muy bien.

Mientras los disfrutaba entre sorbo y sorbo de café, recordé que en Estados Unidos es muy común acompañar los hot cakes con miel de maple y tocino. Ese recuerdo me llevó a otro. En una sabrosa parrillada de carne asada a la que acudió también Don Cayetano, este amable taquero nos deleito con un enorme trozo de tocino cubierto con miel de maple. La combinación del sabor salado del grasoso puerco con el dulce jarabe resultó una delicia.

Mermelada de naranja agria. Foto: JCN.

¿Y por qué no? Me pregunté entonces. Si el dulce y el salado en ocasiones se llevan bien, seguramente aceptarán el toque amargo de las naranjas agrias.

Freí unas rebanadas de tocino, las piqué y las añadí sobre un poco de mermelada de naranja agria que había vertido en un platito. Para completar, espolvoreé un poco de queso Cotija. Quedó muy rico.

Para disfrutarlo basta con una pequeña porción, como las que sirven en los restaurantes elegantes donde algún chef famoso podría bautizarlo con este nombre: “El cerdo ahumado con cítricos confitados y lluvia de queso añejo de la montaña”. Como nomás soy aficionado a comer, basta con decirle: mermelada de naranja agria con tocino y queso.

Anímese a probarla. Si no le gusta, puede disculparse con esta frase: “En boca, esta fusión no resultó suficientemente equilibrada”, y vuelva al pan con mantequilla y mermelada.

 

 

También te podría interesar

No hay comentarios

    Deja una respuesta