Recetario

Para estos días de encierro: enfrijoladas

Se nos suele olvidar que este sencillo platillo es un manjar. Se elabora con ingredientes que tenemos a mano y gustan a todos

Marisa Núñez / El Paso

Enfrijoladas. Foto: Marisa Núñez.

En estos días de encierro, incertidumbre y escasez hay que economizar, hay que prever, hay que ahorrar lo más posible y ser más conscientes de qué y cómo comemos, pero todo esto no significa dejar de comer rico.  Las enfrijoladas son una excelente opción pues son baratas, se hace con ingredientes que casi siempre se tienen a la mano, son nutritivas, llenadoras y les gustan a todos. Es uno de esos platillos que de tan común y corriente se nos olvida que es un verdadero manjar.

Como en casi todos los casos de comida “del diario”, cada quien tiene su propia versión y esa siempre será la mejor.  La mía la comparto con cariño y para que en estos tiempos duros reivindiquemos esos platos tan mexicanos, tan caseros, tan sencillos, a los que a veces no les damos el lugar que se merecen.

Frijoles crudos. Foto: J.C. Núñez.

La base de cualquier enfrijolada, como bien se sabe, son tortillas, frijoles, aceite y queso. De ahí cualquier variante es válida, puede cambiar el tipo de frijol, de queso, la manera de guisar los frijoles, de molerlos o dejarlos enteros, de hacerlos más caldudos o dejarlos más secos, molerlos, agregarle a la mezcla chile chipotle o pasilla frito, agregarle cebolla, alguna salsa, pollo, chile seco, frito o chile serrano fresco, aguacate, crema. La imaginación y las variables dependen del cocinero y del comensal.

Esto es lo que más me gusta de las recetas sencillas, que se puede jugar con muchas variables de ingredientes y formas.  Es como la sopa de fideo, la base es la misma, la manera de comerla y los acompañamientos pueden ser el que le venga en gana.

Ingredientes

Enfrijoladas con chile morita. Foto: JCN

Para 12 enfrijoladas, aproximadamente requerimos:

  • 3 tazas de frijoles cocidos. Yo utilizo normalmente frijol peruano o flor de mayo pero como ya dijimos puede ser cualquier tipo de frijol.
  • 1 taza de aceite o más según se vaya necesitando o si prefiere manteca de cerdo.
  • 12 tortillas de maíz.
  • 2 tazas de queso fresco tipo adobera o ranchero. El queso cotija o seco añejado también le da un sabor especial.  Yo relleno con el queso fresco y espolvoreo por encima con el Cotija. Pero una vez más se puede utilizar cualquier tipo de queso. Hay personas a quienes les gusta que se derrita el queso y utilizan queso manchego o mozzarella.
  • Opcional: 1 taza de cebolla picada o rebanada, 1 aguacate picado o rebanado, crema.

Procedimiento

Guisar los frijoles como suele hacerlo friéndolos en aceite y cebolla. Yo los dejo con bastante caldo y semi machacados.  Si prefiere molerlos en la licuadora, primero molerlos y luego ponerlos a guisar en un poco aceite o manteca. Reservar

Aparte pasar las tortillas por un sartén con aceite o manteca caliente. Bastan unos segundos de cada lado. No se deben freír si no las tortillas quedan duras y difíciles de doblar para hacer el taquito.

Sumergir la tortilla pasada por aceite en los frijoles calientes.

Colocar en un plato la tortilla pasada por aceite y por los frijoles y rellenarla con queso. Doblarla en forma de taquito enrollado o simplemente doblado por mitad. Se repite este procedimiento con el resto de las tortillas

Bañar con más frijoles y espolvorear el queso Cotija o seco añejo de su preferencia.

Adornar con rajas de cebolla, crema, crema, aguacate, chile o lo que usted desee.

Se sirven recién hechas y calientes.

También podría gustarle

No hay comentarios

Dejar una respuesta