Recetario

Concha rellena de frijoles

Aunque en Jalisco este antojo parece extraño, en el centro del país es muy popular. En Veracruz tiene nombre propio: “bomba”

Juan Carlos Núñez Bustillos

 

Concha rellena de frijoles. Foto: JCN.

Recuerdo las discusiones en casa, hace 40 años, en torno a las conchas rellenas de frijoles. Mientras la mayoría de la familia disfrutaba los dulcísimos panes acompañados con un chocolate caliente, mi mamá las abría de vez en cuando por mitad y les embarraba una buena porción de frijoles refritos.

A mi tapatío padre aquella preparación no sólo le parecía extravagante, sino que le resultaba francamente desagradable. Mi mamá, en cambio, con muchos parientes en la Ciudad de México donde este antojo es común, le aseguraba que sabía riquísimo. En Veracruz la concha rellena de frijoles es muy popular y le llaman “bomba”.

A mí, con mi buen diente y mi mejor panza, no me costaba trabajo decantarme en esas discusiones gastronómicas. Me ponía siempre de lado de mi madre mientras mordía la esponjosa concha, blanca o café, rellena de deliciosos frijolitos.

Como siempre, la calidad de los ingredientes es definitiva. Una concha tiesa o unos frijoles recién sacados del refrigerador o aceitosos, darán al traste con el antojo. En cambio, un pan del día con su cubierta de azúcar completa, relleno con unos frijoles adecuadamente refritos, calientitos o a temperatura ambiente, serán garantía de éxito para los paladares que no temen a los platos que son dulces y salados al mismo tiempo.

Chile en nogada. Foto: Juan Carlos Núñez

Aunque comúnmente hacemos una separación tajante entre platillos dulces y salados, hay que recordar que hay muchas delicias que combinan ambos. Por ejemplo, los chiles en nogada, las lentejas con plátano, los quesos con mermeladas, la carne con ciruelas y/o refresco, algunos picadillos y los plátanos machos rellenos.

Las tortas de calabacitas, zanahorias y papas llevan también su buena dosis de azúcar y sal. La tradicional y dulce capirotada tapatía lleva queso salado y, en algunas versiones, también jitomate y cebolla.

De manera que si usted es orgulloso jalisciense quítese el prejuicio y anímese a probar la concha rellena de frijoles refritos. En una de esas le gusta.

 

También te podría interesar

No hay comentarios

    Deja una respuesta