Primer plato

Taquear y sopear, verbos gastronómicos mexicanos

No solo somos expertos en conjugar ese verbo, sino que lo hacemos realidad, lo saboreamos

Sergio René de Dios Corona

Taquear. Foto: JCN

La gastronomía mexicana tiene sus propios verbos. Sin ser los únicos, sobresalen dos: taquear y sopear. Son parte del vocabulario que no solo permite comunicar entre sí a las personas, sino sobre todo unir en una misma representación lingüística y culinaria a los comensales participantes en el diálogo. El solo pronunciarlas es un momento que evoca ratos placenteros e invita a pasar a la acción; a, precisamente, comer tacos y saborear sopas. A, como buenos verbos, pasar al hacer algo, en este caso, disfrutar platillos populares en la república.

Como verbos, ambos son palabras que expresan acciones, procesos, estados, experiencias relacionadas con comidas específicas. Porque, aclaremos, existen otro tipo de verbos vinculados a la cocina o al arte de preparar alimentos, como asar, condimentar, endulzar, capear o guisar, entre muchos otros. Pero taquear y sopear pertenecen a los directamente relacionados con el introducir en la boca una larga variedad de piezas culinarias agrupadas con los sustantivos tacos y sopas.

Tacos de lengua. Foto: JCN

En el caso de taquear y sopear, se trata de verbos infinitivos, al carecer de tiempo. Sin embargo, como verbos tienen sus respectivas conjugaciones que conducen a diferentes tiempos y vivencias.  La propia Real Academia Española reconoce, para el caso específico de México, que taquear es “comer tacos; y los tacos son “tortillas de maíz con algún alimento dentro”. Aunque existen otro tipo de tortillas, como las de harina o, incluso, hasta las que sirven como envoltura, pero elaboradas a base de nopales o con la misma penca de soporte taquero-nopalero.

El verbo taquear incluye lo que sus similares: conjugaciones en presente (yo taqueo…), pretérito imperfecto (yo taqueaba…), pretérito perfecto simple (yo taqueé…), futuro (yo taquearé…), y así el resto de modalidades. Los mexicanos no solo somos expertos en conjugar ese verbo, sino que lo hacemos realidad, lo llevamos a la práctica, lo masticamos y saboreamos, lo concretamos. Taquear es un verbo comestible, pues. Incluso, como señalaría el lingüista John L. Austin, es posible hacer cosas con las palabras. Al pronunciar el verbo taquear, ya lo estamos haciendo; prácticamente ya estamos taqueando, mentalmente y preparando nuestro sistema digestivo.

Taco de chicharrón de Don Caye. Foto: JCN

Taquear es disfrutar uno de los platillos más típicos en México. Son uno de los pilares de nuestra gastronomía. Los tacos son tan variados que su taxonomía debería incluir una larga lista de opciones. Ahí están los tacos que, en cuanto al contenido que envuelven, pueden ser de suadero, de carnitas, al pastor, de chicharrón, de frijoles fritos, de nopales, de pescado, de papas con chorizo, de carne asada, de guacamole, de huevo, de barbacoa, de requesón o de pollo, hasta en sus distintas preparaciones, que también abarcan una extensa variedad que va desde tacos al vapor hasta dorados. Todos, sabrosos. Donde lo que siempre falta es capacidad abdominal.

Chocolate, listo para sopear. Foto: JCN

Sopear es otro verbo gastronómico. El hecho de empapar el pan en una salsa o en otro líquido, es una acepción, si bien tiene otras diversas. Pero centrándonos solo en sopear, también incluye en México, en sentido culinario, no solo usar pan sino tortillas, por ejemplo; o, también, el mismo acto de, cuchara en mano, comer alguna de las docenas de sopas disponibles en un buen menú. Desde una sopa de letras, un chocolate, hasta una sabrosa sopa de mariscos o una crema de frijoles, por ejemplo. Se puede sopear un caliente chocolate o una olorosa canela.

A la creatividad e inventiva que requiere preparar un buen platillo, el habla responde con sus propias expresiones lingüísticas para intentar definir o describir aquello que se saborea. Lo exquisito y socialmente aceptado tendrá su respectivo lenguaje que derivará en un buen verbo.

También te podría interesar

2 Comentarios

Deja una respuesta